×

SmokeLong Quarterly

Share This f l Translate this page

Una Entrevista con Samuel Sólorzano Cisery

Entrevista por Victoria Buitrón (Lee la historia) 13 de diciembre de 2021

Samuel Solórzano Cisery

Samuel Solórzano Cisery

¿Cómo surgió la idea de un cuerpo que emite música cuando sufre cortes y apuñalamientos?

La música es algo que gozo y padezco. Siempre está conmigo, aunque no lo quiera. Vivo en un barrio donde los vecinos escuchan música en alto volumen. Es bastante raro no encontrar picós (sistemas de consolas y poderosos amplificadores) los fines de semanas en sus terrazas. A veces un vecino puede estar escuchando salsa o vallenato mientras que otro a tres casas escucha reguetón o champeta. Esa mezcolanza de sonidos me perturba la mente a menudo, pero recuerdo que un día estaba especialmente hastiado y buscaba con desesperación el silencio. Creo que allí llegó la imagen del cuchillo. Pensé que la música se puede hacer tan densa que no faltaría más que un cuchillo para rebanarla en el aire. Densa como un cuerpo ajeno, quizás. Luego apareció la sangre y luego la mustia personalidad de César.

Uno de los aspectos que más me impresionó sobre la historia es que refleja la necesidad de crear algo hermoso al autoflagelarse. Me pareció que en ciertos términos es una crítica al capitalismo y el desgaste que sufrimos por el trabajo excesivo. ¿Pensabas en dichos aspectos mientras escribías la historia?

Perseguir el silencio es una forma de belleza. Y crearlo puede resultar en imposibles. En general, el hecho de crear algo implica autoflagelos muy a menudo. Incluso se llega a sacrificar muchas cosas por apenas alcanzar el contorno de aquello que deseas crear. A veces resulta en insatisfacción. Pero al menos esto es un camino donde importa más el trayecto que el destino. Si bien lo creado no cumple con las expectativas, el autoflagelo me indica la pasión y el esfuerzo, y es un honor sentir eso. Para ser sincero, no pensaba específicamente en el capitalismo cuando escribí este cuento. Pero sí pensé quizás en algunos de sus efectos. Sucede que todos queremos y creemos ser únicos; aspiramos tener algo que nos vuelva diferente. Y el estilo de vida moderno nos relega a ser engranaje. Ya sea de la producción y del consumo, ya sea de los sueños o de las metas obstinadas. Al ego le duele no pertenecer al eje de algo. Y creo que los esfuerzos y trabajos por conseguir algo, incluyendo la búsqueda estética, es un desgaste que asumimos de buena o mala manera.

¿Por qué elegiste la estatua de Fernando Pessoa? ¿Cuál es el significado de su presencia?

Las sensaciones en Fernando Pessoa parecen tomar conciencia y volverse en un otro. En el fondo de una estatua no hay nada más que un yo. Los odios y anhelos que proyectamos sobre la piedra pueden decir mucho sobre lo que somos. Creo que por eso elegí la estatua de Fernando Pessoa y también por eso la historia se desarrolla en Lisboa, porque César no es tan diferente de Pessoa. En algunos poemas, como Tabacaria u Oda Triunfal, me parece ver a Pessoa sorprendido por todo mientras su rostro permanece sólido. César creo que se sorprende por la música de sus heridas, pero su actitud de encerrarse en sí mismo y explorar más con otras heridas es de alguien inamovible, irresoluto. Creo que la sorpresa es vital en la creación, y las sorpresas más grandes son aquellas que estremecen el interior hasta incomunicar el rostro, dejar los gestos dislocados, guardarse para uno la sacudida. Como pararse al borde del precipicio y ver que la caída insondable es solo para ti. La estatua al final me parece que ayuda a contrastar la consternación del público luego de que César se corta el brazo.

Aunque César se encuentra solo al principio de su descubrimiento, al final está presente una estatua y un público conmocionado. ¿Cuál es la función de los espectadores?

Los espectadores son un paso en medio de dos soledades, la del autor y la obra. Primero veo la soledad de César, luego veo la soledad de Pessoa. El comienzo y el fin. Ambos permeados por las conciencias de los demás. César es un desconocido donde los espectadores pasan y se detienen un instante para disfrutar de su particularidad; y la estatua de Pessoa es un conocido del cual ya se disfruta por la obra que dejó, pero como una página también pasa. El público es la memoria y el olvido dentro de esta historia, porque César se corta el brazo para adjudicarse gloria de ellos, pero a César pronto se le acabarán los brazos y las piernas. No tendrá más nada qué ofrecer. El público pasará a dividir otras soledades.

¿Cuáles son los temas que más aparecen en tus historias?

Todavía estoy en exploración. Escribo principalmente poemas, me considero poeta en todos los textos que he escrito. Desde el año pasado he empezado a explorar la narrativa, más específicamente los cuentos, porque creo que el cuento y el poema tienen fronteras desdibujadas. La poesía los sacude a ambos. Actualmente tengo obsesión por el olvido y la inexistencia, ambos son temas sobre los que me gusta meditar y trabajar bajo otros subtemas como son el dislocamiento de las palabras, la violencia tras el recuerdo, la otredad y el aburrimiento.

Sobre el autor

Samuel Solórzano Cisery. Barranquilla, 1996. Poeta. A raíz de haber nacido con dificultades en el habla, desde muy niño se vio inclinado a los libros y a los poemas, siendo la literatura su puente más próximo para comunicarse. Entre los reconocimiento ha recibido se haya: Tercer lugar del Concurso Departamental Meira del Mar (2011), Segundo lugar del Concurso Nacional de poesía INSTENALCO (2012) y Segundo lugar Concurso de poesía Mesa de Jóvenes PoemaRio (2016). Actualmente estudia Literatura en la Universidad Autónoma de Bucaramanga y adelanta su Diplomado de Filosofía Clásica en Nueva Acrópolis. Publicó su libro “Las Sombras del Océano” en el año 2013, y varios de sus poemas han aparecido en diferentes revistas culturales en Colombia y Venezuela.

Sobre la entrevistadora

Victoria Buitrón nació en Ecuador y en la actualidad reside en Connecticut. Su primer libro ganó el premio de la Universidad de Fairfield y estará disponible a principios del 2022.

Esta entrevista apareció en SmokeLong en Español — Número Tres de SmokeLong Quarterly.
SmokeLong Quarterly SmokeLong en Español — Número Tres
ornament

Support SmokeLong Quarterly

Your donation helps writers and artists get paid for their work. If you’re enjoying what you read here, please consider donating to SmokeLong Quarterly today.

A SmokeLong Summer 2023!

Booking starts January 2

From June 5 to August 27 2023, SmokeLong is going to host the superworkshop, A SmokeLong Summer for the second year. We want to spend the summer with you, the flash community. Our asynchronous workshops take place on a devoted website where you can create a profile, interact with the flash community, and take part in group discussions on craft, but A SmokeLong Summer is much more.